¿Conoces al rey rojo?

Este es un pescado más bien anónimo, pero muy conocido entre los asturianos. Este puede recibir otras denominaciones como, rey, palometa roja o bien besugo americano. Además, se caracteriza por ser un pescado semigraso de agua salada, por su color rojo intenso y por sus grandes ojos que se desarrollan anormalmente debido a que viven en grandes profundidades donde escasea la luz.

Junto a su llamativo color, destaca por su textura turgente y por su carne finísima y muy blanca con bastante grasa, de ahí, su interés gastronómico.

No es fácil encontrar virreyes en el mercado, aunque puedan pescarse todo el año. Para ello, este se ha convertido en el rey de los mares, un producto de larga tradición en Asturias que ha dejado de ser un secreto y cada vez es más fácil consumirlo en grandes ciudades.

Pescado Virrey
Pescado Virrey

Un pescado resultón

Elegancia, finura, jugosidad hacen del virrey un producto resultón e imprescindible para los amantes del pescado.  En la gastronomía tradicional asturiana suele prepararse al horno con patatas, con un fondo de cebolla, patatas panaderas y refrito de ajo y romero. Pero también puede hacerse de otras formas ya que es un pescado muy versátil a la hora de cocinarlo.

De las lonjas del Cantábrico o el Atlántico llega este pescado aristocrático a las pescaderías de Sanchez Romero para que puedas disfrutar de este exquisito manjar.

Y si un día os animáis y queréis daros un homenaje os damos una receta deliciosa para que lo preparéis en casa y así sorprender a los vuestros.

Virrey al horno con patatas panaderas

Ficha técnica

  • Tiempo: Medio
  • Dificultad: Baja
  • Raciones: para 4 personas

Ingredientes

Romero

Romero

  • 1 virrey (si está en temporada)
  • 200 gr. de gambas
  • 4 patatas
  • 1 cebolla

Pimienta

Pimienta

  • Aceite de oliva virgen
  • Sal
  • 2 dientes de ajo
  • Agua

Preparación

  1. Para empezar, en una sartén con aceite, pochamos las patatas cortadas en rodajas con ajo picado y la cebolla en juliana. Sazonamos y las dejamos hasta que estén tiernas pero no hechas del todo, porque luego van al horno.
  2. Cuando se dore lo colocamos en una bandeja de horno y ponemos encima el pescado abierto a la espalda.
  3. Salpimentamos, regamos con aceite y horneamos a 180º C durante 8-10 minutos.
  4. Mientras tanto, en una sartén con aceite, salteamos las cabezas de las gambas para que suelten todo su sabor y les añadimos un ajo troceado y agua.
  5. Dejamos hervir 5 minutos, colamos y volvemos a poner al fuego para que reduzca y quede concentrado.
  6. Por último, doramos los ajos laminados y salteamos con ellos las colas de las gambas y una pizca de romero.
  7. Servimos el besugo con sus patatas y encima colocamos el salteado de gambas. Salseamos con la reducción de las cabezas y listo.
  8. Después, vierte por encima el resto del zumo que habíamos guardado, carameliza y sírvelo con trocitos de chocolate o de naranjas. ¿A qué es apetecible?
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X