Salir al campo huyendo del estrés y el ruido de la gran ciudad es un plan ideal para el fin de semana.

Y si además de pasar un día en el campo volvemos con nuestra cesta llena de deliciosas setas, mejor que mejor.

Los mejores lugares para encontrar setas en Madrid

Al estar situada en el centro peninsular, la situación geográfica de la Comunidad de Madrid es privilegiada. Tiene a su alrededor una gran variedad de zonas seteras y en ellas encontramos algunas de las mejores variedades de la Península. A continuación, te proponemos diferentes zonas y rutas para buscar setas en los alrededores de Madrid.

Alameda del valle

Alameda del Valle es uno de los pueblos más conocidos para buscar setas. Se encuentra en el Valle Alto del Lozoya, entre la Sierra de Guadarrama y los Altos de Hontanar. En esta pequeña localidad podemos recoger Boletus Edulisseta de cardo perrechico, pero hay que ir con cuidado con otras especies venenosas.

 Puerto de Canencia

En Puerto de Canencia abundan setas de cardo y níscalos, así como el Boletus Edulis. Está ubicada en la vertiente sur de la Sierra de Guadarrama y destaca por ser un paraje natural con abundantes bosques, arroyos, y cascadas espectaculares, como la Chorrera de Mojonavalle.

Valle del Paular

Otro de los destinos más populares para ir a buscar setas. Está situado en plena Sierra de Guadarrama, con numerosos níscalos y champiñones silvestres. En esta zona también existen muchas setas tóxicas, por lo que deberemos ir con cuidado.

Puerto de Cotos

 El Puerto de Cotos es un lugar emblemático para los amantes del senderismo. Situado en la Sierra de Guadarrama, se encuentra en la frontera entre Madrid y Segovia. En esta zona el ejemplar predominante es el níscalo.

Recomendaciones antes de cocinar las setas

 Si las hemos recogido nosotros, es muy importante asegurarse de que son comestibles. Ante una mínima duda, hay que rechazar cualquier ejemplar que no conozcamos, y conservar únicamente aquellos que sabemos con total seguridad que son seguros.

Una vez hecho esto, empieza la limpieza de las setas.  Debe hacerse una a una, retirando con cuidado y con ayuda de un cuchillo los restos de tierra, hojas y ramas sin dañar el resto de la seta.

        La humedad es el peor enemigo de las setas. Por esta razón, no hay que lavarlas bajo el grifo. Se recomienda limpiarlas con un trapo húmedo. Es importante limpiar la superficie y reservar las setas en un lugar fresco y tapadas con un paño (no en bolsas de plástico cerradas), para que conserven su textura y su aroma y se mantengan en buen estado.

Ideas para cocinarlas

Las setas pueden cocinarse de mil maneras: salteadas, a la brasa, en guisos, risottos… Lo mejor para elegir cómo cocinarlas es conocer las propiedades de cada una, ya que algunas pierden mucha agua al cocinarse, otras pierden el aroma cuando se cocinan lentamente, otras tienen pigmentos muy fuertes y tiñen el resto de ingredientes del plato… Aun así, algunas maneras de cocinarlas sirven para todas las setas, y aquí te mostramos algunas ideas:

  • Con aceite de oliva y sal: saltearlas a la plancha con unas gotitas de aceite de oliva y sal es la manera más sencilla de cocinarlas. Pueden hacerse también al horno.
  • Salteadas con hortalizas: hortalizas como el ajo y la cebolla, junto con el perejil, potencian mucho el sabor de las setas. Pueden saltearse antes las hortalizas y luego añadir las setas, o se pueden cocinar al mismo tiempo. Un pequeño truco es añadir un chorrito de vino blanco cuando están en su máximo punto de cocción, ese toque produce una caramelización de los jugos e impregna a las setas con un aroma que potencia su sabor.
  • Revueltos: después del salteado previo, basta con agregar el huevo. Es importante batir los huevos (no tanto como para hacer tortilla) y verterlos sobre las setas a un fuego muy bajo para que quede cremoso y con textura.
  • En estofado: las setas pueden utilizarse de base para elaborar deliciosos estofados. Después de saltear las setas, se cubre la mezcla con caldo y se deja cocinar poco a poco. El guisado se puede complementar con colas de langostino o con trocitos de pechuga de pollo.

Las propiedades de la seta Shiitake

Procedente de Japón y China, la seta Shiitake crece principalmente sobre madera de roble, aunque también de eucalipto, haya o encina. No solo se distingue del resto por su sabor único (algo anisado y ahumado) y su alta textura carnosa, sino porque posee unos beneficios excelentes para la salud.

Puedes encontrarla en nuestras tiendas Sanchez Romero y beneficiarte de sus propiedades únicas:

  • Altísimo aporte de fibra: Una parte de esa fibra está formada por quitina, que ayuda a eliminar las grasas y el colesterol en el intestino, y el lentinano que también reduce los niveles de grasas en la sangre y posee efectos antibióticos, antivirales y antitrombóticos.
  • Protección del intestino: Posee fructooligosacáridos poco comunes en la dieta que benefician el desarrollo de las bacterias intestinales beneficiosas.
  • Alto aporte de vitaminas: los shitakes frescos contienen todas las vitaminas del grupo B, sobre todo B2, B3, B5, B6 y B9. Por esa razón, fortalecen el sistema inmunitario y se ha observado que pueden ser de ayuda ante infecciones por bacterias y virus.

Ahora que ya sabes mucho más sobre las setas, ¿vas a animarte a cocinarlas en casa? ¿Tienes alguna receta propia que nunca falle?

¡Nos encantaría que la compartieras con nosotros en los comentarios!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X